Inicio Medio Ambiente Un millón de árboles para mitigar deforestación en los municipios de la...

Un millón de árboles para mitigar deforestación en los municipios de la cordillera

38
0

Jhon Ramos tiene 38 años y es un productor de frijol de la vereda San Francisco del municipio de El Calvario. Él hace parte de los 840 campesinos que siembran frijol en los dos municipios de la cordillera San Juanito y El Calvario.

Para poder sacar adelante su proyecto productivo de este injerto de tres especies cargamanto blanco, bola roja y cargamanto rojo, tiene que deforestar lastimosamente aproximadamente 15 árboles nativos, de los cuáles se pueden extraer 750 tutores por hectárea para el crecimiento y desarrollo del cultivo que se recoge cada seis meses tras su cosecha y es enviado a la ciudad de Medellín quién es el principal consumidor de frijol del país.

Hoy Ramos y la Asociación de Frijoleros del Meta (Asofrimeta), que cuenta con unos 350 asociados se unen a los esfuerzos de la Secretaría de Ambiente del Meta en cabeza de su secretario Sergio Muñoz, para desarrollar una reconversión productiva a través de los viveros municipales que producen aproximadamente 10.000 plántulas para evitar la deforestación con tutores reproductores y así proteger un ecosistema único, con gran potencial para el turismo de naturaleza.

«Estamos en una lucha frontal contra la deforestación en el departamento, no vamos a dejar que los delitos ambientales avancen en la región, por eso estamos en los municipios donde se están presentando altos focos de tala de árboles, con el propósito de traer alternativas de pago por servicios ambientales y fortalecimiento de los viveros municipales para mitigar estas acciones que están acabando con nuestro medio ambiente”, expresó Sergio Muñoz, secretario de Ambiente del Meta.

Así mismo el funcionario manifestó, que este es un trabajo articulado entre las administraciones municipales, los productores de frijol y el Gobierno departamental. Donde se llegará a reproducir en las fincas de los campesinos y los viveros de estos dos municipios de la cordillera, más de un millón de árboles de la especie cajeto, que servirán de tutores vivos (árboles que deben de tener ciertas características para servir de sostén y permitir un buen desarrollo y una buena producción agrícola), para ayudar a mitigar la deforestación, que anualmente en esta zona del territorio puede ser aproximadamente de 1,680 hectáreas y así también reducir costos de operación en el desarrollo de los cultivos agropecuarios de la zona.